FELICITAMOS A HORACIO GONZÁLEZ POR SU BUEN ARTÍCULO. UN SEÑOR

DEL TALLER DE POESÍA
miércoles 20:00 horas presencial y on.line

Ayer estaba escribiendo mi adhesión al pronunciamiento de Horacio González, cuando me dieron a leer el diario español donde publica. Al mismo tiempo había una entrevista en Internet que le hicieron días atrás al Director de la Biblioteca de esta ciudad, impresionante. Les pongo aquí el links para ir a verla. Interesante y cuidadosa manera, sin dejar de decir la de H. G.

ENTREVISTA

Absurda, incoherente y malintencionada era la apuesta de ayer en su columna el Sr. Vargas. Por qué darán esos premios a parcialidades parciales?. que nos confunden.

Hoy me alegré por apoyar al que cuida los libros. Que eso es grande y el artículo de fondo desfonda a V. Llosa. Y he gozado con ello, lo confieso. Un escritor, siempre quiere cambiar el mundo, sin embargo como aparece aquí la escena uno lo haría con letra, el otro según recuerdo de aquella vez, con sangre, para que entre su letra y como sabemos que decir no es cualquier cosa, vemos como Llosa cae a pedazos. Le queda buscar si H. González tiene algún secreto para poder atacarle como hacen allá arriba.

Decir no es cualquier asunto. Y Horacio G. ha tomado su lugar para responder a maniqueísmos de las grandes empresas que crean clones y algunos los mandan para escritores.

Como decía, que me desvié, pues eso, que comenzaron a decir mesura, cuidado...; en mi casa no me dejaron cuando escribí la historia que muchos presenciamos, lo de Vargas Llosa quería escribir para hacerme la graciosa lo del Diario El Pis. Como leí de otro escritor, nombrando al periódico español. Además como allí también Aznar dijo que su padre había sido el director del periódico EL PAÍS, en Cuba. (se juntarán estos por su amor a Cuba)
Aun no hemos juntado lo que hace posible publicar, que en este caso es el dinero, cuando lo traigamos publicaré mi libro:

"el poder de una lengua". Un estudio sobre la poesía en lengua castellana en el siglo XX. Sin embargo porque no puedo dejarlo sólo en el cajón, es que a veces he dicho, tal vez sonase en algún momento algo atolondrado, o como se dijo en una nota del Diario EL ARGENTINO, tras las palabras que transcribió la periodista para TELAM, llamándome "fanática", (cosa que si la miras como la lengua ésta es así pues dije, si apasionada,, implicada; "en el mundo comandante") cuando explicando no se qué cosa que me preguntó, le dije que en el siglo XX La Argentina, era la Grecia Moderna.

Jóvenes hay que poder responder así. Como H. González.
Para un escritor leer, estudiar, es estar más que informado, o no.

Venimos estudiando de los diferentes tipos de lectura. hay que disponer de algunos instrumentos de lectura. Y no es que el que no los conozca no lee, o no sepa leer. No tiene los diferentes y útiles instrumento, tiene los más peligrosos de todos, "lee ingenuamente".

Y esa es la lectura de los modelos ideológicos del Estado y en algunos casos es peor, leen con la letra de su amo.

Gracias Sr. González reitero mi agradecimiento por el aire que envuelve el decir, siempre decir. Usted tal vez...

Pilar Iglesias

tENEMOS SUERTE DE LAS ATENCIÓNES RECIBIDAS POR NUESTRA EMBAJADA


La coordinadora con el Excmo. Embajador de España en La Argentina, D. Rafael Estrella.
Pilar Iglesias Nicolás en la casa del poeta y de Nélida Rodríguez

ENTREVISTA A LA COORDINADORA DEL TALLER DE POESÍA QUE EDITA A TUÑÓN SOBRE LA POLÉMICA - HORACIO GONZÁLEZ Y VARGAS LLOSA...

                                   
Entrevista a la coordinadora del Taller(realizada por los integrantes)

Pregunta: Has pensado algo sobre la polémica desatada en Buenos Aires, (no sabemos si a nivel estatal)...sobre V. Llosa. y cual es tu opinión sobre el Director valiente, atrevido, insolente sin táctica, Horacio González?
-Después de todo el revuelo armado sobre la posición que nos planteó a nivel ético, el Director de la Biblioteca Nacional de Buenos Aires, Horacio González sobre V. Llosa en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires 2011 (Declarada este año por las Naciones Unidas Capital Mundial del Libro, Feria a la que asistimos desde hace años y pagamos para ello) nos queda una de dos, tal vez para alejarnos del amarillismo que daría como efecto el aceptar como válida y loable la llamada y solicitud de mesura y actitud pasiva de la Presidenta de Gobierno a un amante de los libros.

Pilar Iglesias: Hay que ver si su talante diplomático, (que diplomático no quiere decir falso, sino que diplomático es aquel que concuerda, favorece, propicia el entendimiento con el otro, estaba en su llamada al Director de una de las más importantes Bibliotecas del Mundo, que fue y éste trabaja para lograrlo de nuevo).
Claro que Cristina no es Chávez cuando el Rey de España le ordenó callar. Entonces difícil cuestión no?. Si el Rey de España dicen que nombró marqués al escritor galardonado con el Bobel, quienes somos nosotros para contradecir?.
Pues si.
Pues son los intelectuales que están agradecidos de las voces que puedan decir. Hablar. Leer. Escribir. Es fácil que si no aprovechamos alguna racha de aire, nos asfixiemos...
Y felicito a este Director que no presente dimisión, como algunas opiniones se leen en Internet. Dimitir significa no dar lugar a la reflexión, la autocrítica, la auténtica posición ética. Posición que da lugar a la posibilidad de la militancia en la cosa que sea. Propicia el progreso.
También porque dimitir es abandonar lo que se está haciendo y si esto es importante es más grave dimitir. En tal caso que nos "dimitan", si se pudiese decir. Y agradezco y Otros también lo hacen a Horacio González. Por qué me preguntan?.

Pregunta: Es si usted se asusta de que estas cosas pasen a uno poderoso si a otros niveles más pequeños, que es lo que pasaría?

P.I.: -Bien, a mi me asustan algunas cosas:En una ocasión para hacerle un favor a un amigo que vive lejos de Madrid, me pidió que asistiese a un acto en CASA DE AMÉRICA, en Madrid, con el fin de conseguir el libro que se presentaba; (presentación de un libro del anticastrista C. Montaner). Los presentadores, el autor, José M. Aznar, (aun no era presidente, unos pocos meses más tarde dicen Mas Canosa pagó el gran movimiento para la celebración de un acto pre-electoral, en Valencia, que dicen fue decisivo para ganar aquellas elecciones). También junto a estos dos presentaba el libro el galardonado reciente Vargas Llosa.
Allí estaban las cámaras de las TV, Agencias de C. importantes, etc. Allí estaba todo el exilio cubano, hombres altos y trajeados a rayas, mujeres rubias con abrigos de diversas pieles y grandes anillos. Tras la intervención de Aznar, Vargas Llosa dijo que si bien el futuro presidente de gobierno español apoyaba el "Bloqueo a Cuba" cosa que él mismo vigilaría de cerca, sin embargo continuó con un discurso donde en un exaltado y enfático discurso dijo que él apoyaría, incluso le instará a los Estados del "bloqueo" la entrada en la Habana. No cabía duda para él, en Cuba había que intervenir, con "tanques", con las armas. En suma por h.... de los EE.UU. Y esto me da miedo .




LA EDAD DE LOS MISILES 
2

(Tenemos miedo. Tenéis miedo.Nosotros, para quienes ni existe la calderilla del poder, subimospor la espina dorsal del miedo.Vosotros, a quienes el poder os ha servidomatinalmente junto al desayuno,descendéis por la espina dorsal del miedo.Tenemos miedo. Tenéis miedo.Pero mientras que nuestro espantosegrega miradas circulares, buscagrietas de humanidad a lo largo de la amenaza,vuestro pánico graso solamente rezumavenalidad y odio. Nuestro miedoes igual que un antílope en el bosque incendiado;el vuestro, un gato oscuro, arrebujado de arañazos.Nuestras manos hinchadas de terrorbuscan únicamente manos;las vuestras buscan mapas,y tórridos decretos y fusiles.


Tenemos miedo. Tenéis miedo. El nuestroes apesadumbrado y deambulante;el vuestro, acorazado y tumefacto. Todavía,pulpos de hipocresía, salamandras bursátiles,todavía hay clases entre los espantados. Todavíahay diferencias de matiz que adviertenla víctima en un miedo y en el otro la hiena.)

OLGA OROZCO MI PATRIA ES LA LENGUA PROGRAMA QUE REUNE A TODAS LAS GRANDES

El adiós


La sentencia era como esos calcos en que el relieve del amor
deja un vacío semejante a sus culpas.
Me arrojaron al mundo en mi ataúd de hielo.
Una tierra sin nombre todavía corrió sobre este rostro
con que habito en la desconocida:
era la tierra del castigo.
Era la hora en que comienzo a despertar entre los muertos
con la evidencia de un anillo roto,
un vestido de momia desprendido de las vendas del cielo
y un espejo de sal donde puede leerse mi destino.
El porvenir no es nada más que mirar hacia atrás.

Debajo de esas nubes desgarradas
hay una casa en llamas
en donde los amantes trasmutaban en oro de eternidad el resplandor de un día,
o tomaban las apariencias de ladrones de pájaros
aprisionando entre los hilos del ocio las metamorfosis de sus propias imágenes.
Hay una luz dorada que hiere hasta las lágrimas;
hay un lecho también
como una barca invadida por el follaje del deseo
-unas hojas carnosas que exhalan el perfume de los más largos viajes-.

Y había siempre y nunca
como ahora vueltos de pronto boca abajo.
Corazón repudiado,
animal aterido en uno de los dos costados de tu sangre,
ignorabas entonces que tendrías la forma de un retablo de la creación hecho pedazos,
que alguna vez la noche del adiós te nombraría en voz muy baja
como nombra la soledad a sus testigos,
o como llaman aquellos que se van a los que nunca vuelven.

Ahora, de espaldas contra el muro que custodia el guardián de todo nacimiento,
sólo te quedan las apariciones,
el fantasma de un tiempo que gritará contigo en el estanque muerto de algún sueño,
cuando él duerme, tan lejos en su adiós.
Un soborno de plumas para una ley de fuego.

MI PATRIA ES LA LENGUA EL TALLER DE POESÍA DE AUPA ABIERTA LA INSCRIPCIÓN ONLINE

Está abierta la inscripción en el
TALLER DE POESÍA
grupo de produción

hablar leer escribir
viajar por la lengua

MIÉRCOLES A LAS 20:00 HORAS
ESPAÑA
A LAS 16:00 HORAS
REPÚBLICA DE LA ARGENTINA

PRESENCIAL Y ON-LINE
MADRID SALA DE LECTURA DE LA ASOCIACIÓN
Calle Numancia 14-16 28039
0034 +659742238 y 0034+913116461
Calle French con Junín (Recoleta) BUENOS AIRES
005411 2051-4536 y 00541 1555711488
CONEXIÓN VÍA SKYPE
mastango
Cuando alguien se nos muere Poema a Eduardo BoscoFue necesario el grave, solitario lamento del viento entre los árboles,para que tú supieras más que nadie ese desesperado resonar,ese rumor sombrío con que pueden decirse las palabras cuando de nada vale su fugaz melodía,cuando en la soledad -la única apariencia verdadera -,contemplamos, callando, los seres y los tiempos que fueron en nosotrosirrevocables muertes cuyos nombres no sabremos jamás.Fue necesario el ocio de aquellas largas nochesque minuciosamente ordenaste en recuerdos, memorioso,para que tú pasaras sosteniendo la sombra con tu sombra, apenas presentida por los días,con tu misma pausada palidez demorándose aún después de haberte ido,porque era tu adiós la despedida última,la última señal que acercaba los sueños desde el incontenible amanecer.Fue necesario el lento trabajo de los años,su rápido fulgor, su mustio decaer entre pesados murosque sólo levantaron respuestas de ceniza a tu llamadopara que tú miraras largamente tus despojadas manoscomo una llanura donde los vientos dejan polvaredas mortales,mientras disponen, lejos,la tempestad que arrase desmedida su sediento destino.Fue necesario todo lo que fuimos contigo,lo que somos contigo del lado de los llantos,para saber, viviendo, cuánta sorda tiniebla te asediabay encontrarnos, después,Con el transido resplandor del aire que dejaste muriendo.Porque todo este tiempoes el innumerable testigo que nos trae las mismas evidencias,aquello en lo que fuiste cuanto eras, de una vez para siempre:acostumbrados gestos,ciertos ritos que cumpliera tu sangre sumisa a la memoria,esos nocturnos pasos acercando los camposdonde la luz es sólo un repetido comienzo de penumbras,las remotas paredes, las efímeras cosas a las que retornabascon la triste paciencia de quien guarda afanoso, en la mirada,

paisajes habituales que más tardealiviarán el peso de las horas en sabido destierro.Tú pedías tan poco.Apenas si anhelas un tranquilo vivir que prolongara la duración de tu almaen idéntico amor,en radiante amistad, en devoción sagradapor gentes que existieron con la simple nobleza de la tierra,sin glorias ni ambiciones.Tú amabas lo inmortal, lo grandioso terrestre.Mas no pudo el débil llamado de tu vida contra pesadas puertasaposentos malditos, épocas miserables donde la dicha duerme sordamente su legendario olvido-,nada tu lejanía contra las invencibles mareas de lo inútil,nada tu juventud contra ese rostroque entre desalentadas rebeldías, nostalgias y furiosas pesadumbres,infatigablemente se asomó a tus desvelos;y unas noche sentimos dentro del corazón un ronco oleaje,amargamente vivo,en el preciso sitio donde ardía en nosotros,como nosotros mismos duradera,tu callada grandeza.Ahora estamos más solos por imperio de muerte,por un cuerpo ganado como un palmo de tierra por la tierra baldía,recobrando al conjuro del más lejano soplo realidades perdidas en lo más olvidado de los antiguos días,imágenes que juntos traspasamos, que juntos nos esperan;porque no es el recuerdo del pasado dispersos ademanes-hojarascas y ramas que encendemospara llorar al humo de una lánguida hoguera-,sino fieles señales de una región dormida que aguarda nuestro pasocon las huellas de antaño suspendidas como eternos ropajes.No es por decir, Eduardo, cuando alguien se nos muere,no hay un lugar vacío, no hay un tiempo vacío,hay ráfagas inmensas que se buscan a solas, sin consuelo,pues aquí, y más allá,tanto de lo que él fue respira con nosotros la fatiga del polvo pasajero,tanto de lo que somos reposa irrecobrable entre su muerteque así sobrevivimosllevando cada uno una sombra del otro por los distantes cielos.Alguna vez se acercarán,Entonces, cuando estemos contigo para siempre,Últimos como tú, como tú verdaderos. Densos velos te cubren, poesíaNo es en este volcán que hay debajo de mi lengua falaz donde te busco, ni es esta espuma azul que hierve y cristaliza en mi cabeza, sino en esas regiones que cambian de lugar cuando se nombran, como el secreto yo y las indescifrables colonias de otro mundo. Noches y días con los ojos abiertos bajo el insoportable parpadeo del sol, atisbando en el cielo una señal, la sombra de un eclipse fulgurante sobre el rostro del tiempo, una fisura blanca como un tajo de Dios en la muralla del planeta. Algo con que alumbrar las sílabas dispersas de un código perdido Para poder leer en estas piedras mi costado invisible. Pero ningún pentecostés de alas ardientes desciende sobre mí. ¡Variaciones del humo, retazos de tinieblas con máscaras de plomo, meteoros innominados que me sustraen la visión entre un batir de puertas! Noches y días fortificada en la clausura de esta piel, escarbando en la sangre como un topo, removiendo en los huesos las fundaciones y las lápidas, en busca de un indicio como de un talismán que me revierta la división y la caída. ¿Dónde fue sepultada la semilla de mi pequeño verbo aún sin formular? ¿En que Delfos perdido en la corriente suben como el vapor las voces desasidas que reclaman mi voz para manifestarse? ¿Y cómo asir el signo a la deriva -ese y no cualquier otro- en que debe encarnar cada fragmento de este inmenso silencio? No hay respuesta que estalle como una constelación entre harapos nocturnos, ¡Apenas si fantasmas insondables de las profundidades, territorios que comunican con pantanos, astillas de palabras y guijarros que se disuelven en la insoluble nada! Sin embargo ahora mismo o alguna vez no sé quién sabe puede ser a través de las dobles espesuras que cierran la salida o acaso suspendida por un error de siglos en la red del instante creí verte surgir como una isla quizás como una barca entre las nubes o un castillo en el que alguien canta o una gruta que avanza tormentosa con todos los sobrenaturales fuegos encendidos. ¡Ah las manos cortadas, los ojos que encandilan y el oído que atruena! ¡Un puñado de polvo, mis vocablos!

EL PODER DE LA PALABRA ALDO PELLEGRINI TEXTO BÁSICO DEL TALLER DE POESÍA AUPA

El PODER DE LA PALABRA

ALDO PELLEGRINI


El fenómeno del lenguaje es una de las manifestaciones más curiosas creadas por el hombre. Esa emisión de sonidos articulados o inarticulados que establecen el puente levadizo de nuestra comunicabilidad, tiene un poder que escapa a toda vigilancia.
Sin duda, el uso de la palabra ha prestado al megalómano que es el hombre, incalculables servicios. Pero constituye un instrumento cuyo verdadero alcance nunca nadie ha podido averiguar. Para descubrir el significado de las palabras se recurre habitualmente a los diccionarios. En éstos las vemos figurar como en un museo entomológico, igual que mariposas muertas atravesadas por alfileres y rigurosamente clasificadas por géneros, especies. Se lee algo sobre su significado, pero como en el caso de las mariposas, el clasificador nada nos puede decir de la misteriosa vida que han llevado, recorriendo el mundo y la historia de boca en boca, naciendo de nuevo cada vez que eran pronunciadas. Porque cada hombre pone un poco de sí mismo en cada palabra que utiliza, de modo que en ellas circula la sangre de todos los hombres y en ellas queda el recuerdo del temblor de todos los labios que las pronunciaron, y la carga afectiva de miles de millones de seres que las emitieron cuando en sus cuerpos ardía el amor o el odio, el horror, el miedo, la desesperación, el coraje o la indiferencia. Ellas transportaron secretamente esa esencia inexpresable que impulsa a los hombres: la esperanza, y cada palabra contiene apagado el grito de la soledad de los más altos: el desprecio.
De toda esa carga afectiva, de todos esos infinitos significados, nada dice el diccionario. El tiene que ver con las palabras muertas y disecadas. En éstas ya no queda la huella de los dientes que las mordieron antes de pronunciarlas.
Hablar de la palabra al servicio del hombre es enunciar la más cruda paradoja. Lo habitual es que el hombre esté al servicio de la palabra. Y aquí adquiere su verdadero significado la expresión: «Primero fue el Verbo». Donde la palabra se muestra como señora absoluta, dueña total del hombre, es en el campo de las ideas. ¿De dónde vienen las ideas? Un extraño poder que se origina en el menos controlable de los mecanismos espirituales del hombre, la razón, logra en determinadas circunstancias, unir una serie de palabras en una estructura sólida. Desde ese momento, la palabra que entra a formar parte de una idea pierde toda autonomía y todo significado.
La idea adquiere en cambio una vida propia e indivisible. El hombre mismo que la crea pierde desde el instante en que la lanza al mundo, todo poder sobre ella. La idea para él tiene un sentido, pero ella conquista, al liberarse de su creador, una vida personal, un nuevo sentido imprevisible. Se lanza entonces en una aventura cuyas consecuencias son asombrosas: una idea de libertad se convierte así en mecanismo de opresión, una idea de amor, en mecanismo de odio y de destrucción.
Las palabras agrupadas en ideas circulan libremente; pasan de un hombre a otro como parásitos, y habitan en el interior de cada uno absorbiendo toda su vida espiritual para transformara en nada, porque la idea sale de cada hombre menos personal que nunca, más informe, menos definida,
pero dotada de un poder corrosivo cada vez mayor. Pasan así de un hombre a otro in que ninguno de ellos participe en su vida invisible. Los ¿arome como el más venenoso de los microbios y entonces los abandona para saltar a otros. En ocasiones se difunde con la rapidez de una epidemia e invade en masa a los individuos Estos, en lugar de sentirse enfermos, aparecen verdaderamente poseídos, embargados por una exaltación y entusiasmo sin límites. Hasta hablan de poseer ideas. En verdad, nunca los hombres poseen a las ideas, son las ideas las que poseen a los hombres. Ellas son los grandes verdugos invisibles. Solapados verdugos que se presentan para dar un sentido a la vida y en cambio la destruyen. Y el destruido vive con exaltación su propio martirio, y cuando por acaso es abandonado por la idea, se siente hueco, como muerto, pues ella ha devorado todo lo que de viviente había en su interior.
En el vacío que separa a los hombres unos de otros la palabra ejerce la doble acción de puente y de muralla. Cuando dos miradas se encuentran y parecen descubrir bruscamente el sentido de una afinidad humana, de una verdadera comunión, llega oportunamente la palabra para destruir toda ilusión, para afirmar el derecho a la soledad inalienable del hombre.
Donde aparece más clara la reclusión del hombre en su soledad merced al uso de la palabra, es en los distintos lenguajes convencionales. No trato de discutir la enorme utilidad práctica de las convenciones. Nos permiten ponernos de acuerdo para satisfacer una serie de necesidades básicas. Creo en la importancia de la subsistencia. Pero no me inclino a aceptar que subsistir y vivir son equivalentes.
Existen innumerables lenguajes convencionales y en cada uno de ellos la palabra más corriente se despoja de sentido para convertirse en un signo de determinada cosa, signo que permite el acuerdo entre dos o más personas. Así, sobre las bases de estos diversos lenguajes convencionales, se desarrolla la posibilidad de vivir en grupos activos, estabilizar y propagar el conocimiento, organizar la sociedad y la familia en sólidas estructuras, etc. La filosofía, la religión, las diversas ciencias, la política, el comercio, las relaciones internacionales, todas poseen su sistema particular de convenciones, sistema absolutamente incomprensible para el hombre común. Los distintos grupos humanos se entienden también mediante un lenguaje particular para cada caso; así hay un lenguaje de las reuniones de alta sociedad, otro para la pequeña burguesía, otro para los ladrones, otro para los relojeros. Los médicos utilizan un lenguaje distinto del de los abogados o del de los traficantes de blancas. Los pescadores emplean uno absolutamente incomprensible para los matemáticos y viceversa. Nadie puede discutir la enorme utilidad de todos estos lenguajes: ellos permiten subsistir a los médicos y a los pescadores, justifican la organización racional de la justicia sobre la base de la comprensión de los ladrones entre sí, y permiten la existencia del amor mercenario, base de la organización de la familia.
Pero en todos estos lenguajes convencionales nadie pone absolutamente nada personal: el lenguaje resulta exterior al hombre. Lo vital queda definitivamente excluido. Las palabras son como cáscaras sin contenido, con un signo dibujado en el exterior que las hace reconocibles por los iniciados.
Lo realmente vital del lenguaje se encuentra fundamentalmente en tres situaciones: en el lenguaje popular, en el lenguaje del amor y en la poesía. En el lenguaje popular, el hombre del pueblo, rechazado por todas las convenciones, vive en lo que dice directamente sus sufrimientos o sus alegrías; el lenguaje es para él un modo inmediato de volcarse íntegramente, pues no encuentra sentido sino en la gran comunión con los otros. Es el ente anónimo, el ser que participa con su insignificante aporte en el gran sufrimiento y la alegría universales. Y cuanto más bajo es el hombre del pueblo más intenso y vital resulta su lenguaje.
En cuanto al amor (me refiero a aquellos para quienes al amor se sacrifica todo, capaces del suicidio o el crimen, del renunciamiento a todos los bienes o de la conquista de todas las riquezas), es el mecanismo por el cual los seres enredados en la maraña de un lenguaje convencional pueden conquistar su lenguaje vital, salir de la cárcel de su soledad. Así pueden salvarse el político y el matemático, el juez y el ladrón.
Pero es a la poesía a la que corresponde el lugar de privilegio en un verdadero lenguaje de comunicación humana. La poesía incorpora la esencia vital del lenguaje popular y del lenguaje de los amantes, pero les agrega una exaltación de todos los contenidos posibles de la palabra.
El poeta descubre en la palabra la vibración imperceptible que han dejado todos aquellos que han volcado en ella su sufrimiento o su pasión desde que por primera vez fue lanzada hasta que atravesando la historia y las generaciones la encuentra en su interior. Y a esa infinita suma de destinos humanos el poeta le agrega su propio destino que los resume todos. El poeta logra hacer revivir las palabras agotadas por el uso y en ellas descubre un reto de vida reanimándolo, haciéndolo resplandecer nuevamente. Recoge las frases hechas, los lugares comunes, fragmentos muertos del lenguaje, y mediante un proceso particular de fricción conocido sólo por el poeta, desarrolla en ellos una incandescencia sorprendente, les da una jerarquía insospechada.
Pero todas estas propiedades corresponden sólo a la verdadera poesía que nada tiene que ver con el conocido fabricante de versos a quien en el lenguaje convencional de la sociedad se designa habitualmente como poeta. Este curioso personaje vacío de sentido y de vida utiliza ciertas convenciones literarias para organizar una sustancia que a veces tiene cierto interés decorativo, y que como los bibelots y ornamentos de las mansiones acomodadas sirven de adorno en las aburridas veladas convencionales de las distintas capas sociales. Utiliza en esencia el lenguaje convencional.
Hay un signo evidente e inmediato que revela a la verdadera poesía. Ella provoca instantáneamente la irritación y el encono de los mediocres, mistificadores, vacíos e impotentes. En ese sentido la poesía se convierte en la gran moralizadora, posee una violenta actividad agresiva frente a lo falso y trivial por más disimuladamente que se presente. Estalla como una bomba incendiaria cuando se pone en contacto con el lenguaje convencional.
La poesía por su íntima vinculación con lo estrictamente humano se encuentra en el extremo opuesto de lo que se ha dado en llamar literatura, es decir, de todo juego verbal intrascendente y decorativo, de todo acto de simulación de estados de ánimo, de toda intención fríamente descriptiva. Con un discreto aparato retórico, el literato puede realizar una obra aceptable, que no deje de ser un juego y que no diga absolutamente nada. Utilizando las convenciones corrientes encontrará una inmediata aceptación —ya que no compromete ninguna actitud esencialmente humana— y permitirá a su aprovechado autor ocupar un lugar más o menos destacado en la historia literaria. Lo que jamás ocupará será un lugar en el espíritu del hombre.
Es del poeta la misión de llamar directamente al espíritu más allá de toda literatura. Su voz abre la puerta de la comunicabilidad, derribando la muralla de las convenciones. Y en el oscuro rincón a que ha quedado limitado lo realmente humano sólo la poesía se atreve a aportar su esperanza de salvación, su esperanza de integración final de lo humano en la vida.

A todos los integrantes y simpatizantes del Grupo de Producción Taller de Poesía de AUPA



Hoy es día 3 de Marzo de 2011:

Son las 13,15 aquí en Baires y allí ustedes ya tienen gastado bstante del día... Algunos a esa hora ya están repasando el día...
Bueno aquí estoy con un calor de muerte, bueno casi muerte y con un abanico de posibles actividades para lograr ..., el qué?...

He de decir que está todo bastante liado:
Un montón de oportunidades "·buenas", están a la vista...
Confieso que nunca estuve en otra igual, en todas las vertientes me refiero:
económico
político
social
...
Es necesario que decidamos que hacer:
tenemos un capital en nuestras manos
una forma de encarar nuestra vida
dar apertura a cosas grandes

Primero de todo hacer el programa, bueno está hecho, por eso voy a reunir los documentos precisos que tenemos y dar con vosotros la vuelta necesaria y ver cómo encarar todo esto:

lo por concluir: producción y reedición CDS
o concluido: vender lo que tenemos
lo porvenir: programa 2011 proyecto distribución y producción

MADRID CAPITAL DE LA LENGUA BUENOS AIRES CAPITAL MUNDIAL DEL LIBRO



LA BIBLIOTECA Y HEMEROTECA DE AUPA TALLER DE POESÍA




La «Recomendación de la Comisión Europea de 24 de agosto de 2006 sobre la digitalización y la accesibilidad en línea del material cultural y la conservación digital (2006/585/CE)», en su apartado 5, insta a los estados miembros a que «promuevan una biblioteca digital europea» aplicando «normas comunes de digitalización para lograr la interoperabilidad del material digitalizado a nivel europeo y facilitar las búsquedas interlingüísticas».
El «Documento de trabajo de la Comisión, anexo a la comunicación de la Comisión 2010: bibliotecas digitales (COM(2005) 465 final)», en su apartado 2.1.3, señala entre los desafíos técnicos «la interoperabilidad entre bibliotecas y la descripción formal de las colecciones (metadatos y sistemas de identificación), para ajustar las tecnologías de búsqueda a las necesidades de bibliotecas y archivos».
Para que los proyectos de digitalización que se llevan a cabo en España puedan ser integrables en la biblioteca digital europea, «Europeana», se hace necesaria una actividad de fomento en la utilización de las normas y estándares técnicos promovidos por la propia biblioteca digital europea, así como por organismos internacionales tales como IFLA (International Federation of Library Associations and Institutions) e ISO (International Organization for Standardization) e instituciones bibliotecarias de reconocido prestigio como la Library of Congress, entre otros.
Conforme al artículo 149.1.28 de la Constitución el Estado tiene competencia exclusiva sobre las bibliotecas de titularidad estatal. Además, el artículo 149.2 establece que «sin perjuicio de las competencias que podrán asumir las Comunidades Autónomas, el Estado considerará el servicio de la cultura como deber y atribución esencial y facilitará la comunicación cultural entre las Comunidades Autónomas, de acuerdo con ellas».
Lograr que las bibliotecas digitales que se crean en España sean integrables en la biblioteca digital europea, «Europeana», es un proyecto de excepcional trascendencia cultural, que permitirá fomentar y difundir la cultura española y su patrimonio cultural común en Europa y en el mundo. Esta actividad precisa de tratamientos generales, fomentando una actividad de ámbito territorial nacional o supracomunitario, y favoreciendo la comunicación cultural entre las Comunidades Autónomas, todo ello sin menoscabo de sus competencias en materia de cultura y de la autonomía financiera reconocida por el artículo 156 de la Constitución Española, en tanto que el objetivo de estas ayudas es ofrecer un instrumento financiero dirigido a coadyuvar al desarrollo de iniciativas de digitalización por parte de entes públicos y privados que deseen contribuir al fortalecimiento del proyecto de la biblioteca digital europea «Europeana».
La gestión centralizada por el Estado es necesaria e imprescindible en este caso para asegurar la plena efectividad de las ayudas dentro de la ordenación básica del sector bibliotecario y para garantizar iguales posibilidades de obtención y disfrute por parte de las bibliotecas en todo el territorio nacional, no sobrepasando además la cantidad destinada a las ayudas la cuantía global de los fondos destinados al sector
El Real Decreto 553/2004, de 17 de abril, por el que se reestructuran los departamentos ministeriales, creó el Ministerio de Cultura. El artículo 1.1 del Real Decreto 1132/2008, de 4 de julio, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Cultura, establece que es el departamento de la Administración General del Estado encargado de la propuesta y ejecución de las directrices generales del Gobierno sobre la política cultural. En particular, le corresponden la promoción, protección y difusión del patrimonio histórico
cve: BOE-A-2010-13031

ALDO PELLEGRIINI TEXTO BASE PARA EL TALLER DE AUPA

SE LLAMA POESÍA a TODO AQUELLO QUE CIERRA LA PUERTA
A LOS IMBÉCILES

Aldo Pellegrini

La poesía tiene una puerta herméticamente cerrada para los imbéciles, abierta de par en par para los inocentes. No es una puerta cerrada con llave o con cerrojo, pero su estructura es tal que, por más esfuerzos que hagan los imbéciles, no pueden abrirla, mientras cede a la sola presencia de los inocentes. Nada hay más opuesto a la imbecilidad que la inocencia. La característica del imbécil es su aspiración sistemática a cierto orden de poder. El inocente, en cambio, se niega a ejercer el poder porque los tiene todos. +
Por supuesto, es el pueblo el poseedor potencial de la suprema aptitud poética: la inocencia. Y el pueblo aquellos que sienten la coerción del poder como un dolor. El inocente, conscientemente o no, se mueve en un mundo de valores (el amor, en primer término), el imbécil se mueve en un mundo en el cual el único valor está dado por el ejercicio del poder.
Los imbéciles buscan el poder en cualquier forma de autoridad: el dinero en primer término, y toda la estructura del estado, desde el poder de los gobernantes hasta el microscópico, pero corrosivo y siniestro poder de los burócratas, desde el poder de la iglesia hasta el poder del periodismo, desde el poder de los banqueros hasta el poder que dan las leyes. Toda esa suma de poder está organizada contra la poesía.
Como la poesía significa libertad, significa afirmación del hombre auténtico, del hombre que intenta realizarse, indudablemente tiene cierto prestigio ante los imbéciles. En ese mundo falsificado y artificial que ellos construyen, los imbéciles necesitan artículos de lujo: cortinados, bibelots, joyería, y algo así como la poesía. En esa poesía que ellos usan, la palabra y la imagen se convierten en elementos decorativos, y de ese modo se destruye su poder de incandescencia. Así se crea la llamada «poesía oficial», poesía de lentejuelas, poesía que suena a hueco.
La poesía no es más que esa violenta necesidad de afirmar su ser que impulsa al hombre. Se opone a la voluntad de no ser que guía a las multitudes domesticadas, y se opone a la voluntad de ser en los otros que se manifiesta en quienes ejercen el poder.
Los imbéciles viven en un mundo artificial y falso: basados en el poder que se puede ejercer sobre otros, niegan la rotunda realidad de lo humano, a la que sustituyen por esquemas huecos.
El mundo del poder es un mundo vacío de sentido, fuera de la realidad. La poesía es una mística de la realidad.

El poeta busca en la palabra no un modo de expresarse sino un modo de participar en la realidad misma. Recurre a la palabra, pero busca en ella su valor originario, la magia del momento de la creación del verbo, momento en que no era un signo, sino parte de la realidad misma. El poeta mediante el verbo no expresa la realidad, sino que participa de ella.
La puerta de la poesía no tiene llave ni cerrojo: se defiende por su calidad de incandescencia. Sólo los inocentes, que tienen el hábito del fuego purificador, que tienen dedos ardientes, pueden abrir esa puerta y por ella penetran en la realidad.
La poesía pretende cumplir la tarea de que este mundo no sea sólo habitable para los imbéciles.

LAS ÁREAS DE TRABAJO DE LA ASOCIACIÓN