VICENTE HUIDOBRO SELECCIÓN POEMAS Y ALTAZOR

PARA LLORAR
AUDIO CLIC IMAGEN


Es para llorar que buscamos nuestros ojos
Para sostener nuestras lágrimas allá arriba
En sus sobres nutridos de nuestros fantasmas


Es para llorar que apuntamos los fusiles sobre el día
Y sobre nuestra memoria de carne
Es para llorar que apreciamos nuestros huesos y a la muerte sentada 
junto a la novia
Escondemos nuestra voz de todas las noches
Porque acarreamos la desgracia
Escondemos nuestras miradas bajo las alas de las piedras
Respiramos más suavemente que el cielo en el molino
Tenemos miedo


Nuestro cuerpo cruje en el silencio
Como el esqueleto en el aniversario de su muerte
Es para llorar que buscamos palabras en el corazón
En el fondo del viento que hincha nuestro pecho
En el milagro del viento lleno de nuestras palabras


La muerte está atornillada a la vida
Los astros se alejan en el infinito y los barcos en el mar
Las voces se alejan en el aire vuelto hacia la nada
Los rostros se alejan entre los pinos de la memoria
Y cuando el vacío está vacío bajo el aspecto irreparable
El viento abre los ojos de los ciegos
Es para llorar para llorar


Nadie comprende nuestros signos y gestos de largas raíces
Nadie comprende la paloma encerrada en nuestras palabras
Paloma de nube y de noche
De nube en nube y de noche en noche
Esperamos en la puerta el regreso de un suspiro
Miramos ese hueco en el aire en que se mueven los que aún no han nacido


Ese hueco en que quedaron las miradas de los ciegos estatuarios
Es para poder llorar es para poder llorar
Porque las lagrimas deben llover sobre las mejillas de la tarde


Es para llorar que la vida es tan corta
Es para llorar que la vida es tan larga


El alma salta de nuestro cuerpo
Bebemos en la fuente que hace ver los ojos ausentes
La noche llega con sus corderos y sus selvas intraducibles
La noche llega a paso de montaña
Sobre el piano donde el árbol brota
Con sus mercancías y sus signos amargos
Con sus misterios que quisiera enterrar en el cielo
La ciudad cae en el saco de la noche
Desvestida de gloria y de prodigios
El mar abre y cierra su puerta

Es para llorar para llorar
Porque nuestras lágrimas no deben separarse del buen camino


Es para llorar que buscamos la cuna de la luz
Y la cabellera ardiente de la dicha


Es la noche de la nadadora que sabe transformarse en fantasma
Es para llorar que abandonamos los campos de las simientes
En donde el árbol viejo canta bajo la tempestad como la estatua del mañana


Es para llorar que abrimos la mente a los climas de impaciencia
Y que no apagamos el fuego del cerebro


Es para llorar que la muerte es tan rápida
Es para llorar que la muerte es tan lenta


(1941)


POEMA FUNERARIO

El pájaro de lujo ha mudado de estrella
Aparejad bajo la tempestad de las lágrimas
Vuestro ataúd a vela
Donde se aleja el instrumento del encanto


En las vegetaciones de los recuerdos
Las horas en torno de nosotros hacen sus viajes


Va rápido
          Va rápido impulsado por los suspiros
El mar está cargado de naufragios
Y yo he alfombrado el mar para su paso


Así es el viaje primordial y sin pasaje
El viaje instructivo y secreto
En los corredores del viento


Las nubes se apartan para que él pueda pasar
Y las estrellas se encienden para mostrar el camino


Qué buscas en los bolsillos de tu chaqueta
Has perdido la llave


En medio de ese zumbido celeste
Vuelves a encontrar en todas partes tus horas envejecidas


El viento es negro y hay estalactitas en mi voz
Dime Guillermo
Has perdido la llave del infinito


Una estrella impaciente iba a decir que hace frío

La lluvia aguzada comienza a coser la noche

(1925)

ELLA

Ella daba dos pasos hacia delante
Daba dos pasos hacia atrás
El primer paso decía buenos días señor
El segundo paso decía buenos días señora
Y los otros decían cómo está la familia
Hoy es un día hermoso como una paloma en el cielo


Ella llevaba una camisa ardiente
Ella tenía ojos de adormecedora de mares
Ella había escondido un sueño en un armario oscuro
Ella había encontrado un muerto en medio de su cabeza


Cuando ella llegaba dejaba una parte más hermosa muy lejos
Cuando ella se iba algo se formaba en el horizonte para esperarla


Sus miradas estaban heridas y sangraban sobre la colina
Tenía los senos abiertos y cantaba las tinieblas de su edad
Era hermosa como un cielo bajo una paloma


Tenía una boca de acero
Y una bandera mortal dibujada entre los labios
Reía como el mar que siente carbones en su vientre
Como el mar cuando la luna se mira ahogarse
Como el mar que ha mordido todas las playas
El mar que desborda y cae en el vacío en los tiempos de abundancia
Cuando las estrellas arrullan sobre nuestras cabezas
Antes que el viento norte abra sus ojos
Era hermosa en sus horizontes de huesos
Con su camisa ardiente y sus miradas de árbol fatigado
Como el cielo a caballo sobre las palomas


(1941)

TALLER DE POESÍA
COORDINADORA DEL TALLER
PILAR IGLESIAS

TEL 0294 4421615 Y 154557486
PEDIR INFORMACIÓN
ABIERTA LA MATRÍCULA

LAS ÁREAS DE TRABAJO DE LA ASOCIACIÓN